martes, 20 de enero de 2009

Construya su propio pais...

Sí, amig@s. El momento ha llegado...

En estos turbulentos momentos, con la clase política más desprestigiada que Telefónica y cuando el concepto de Estado nación ha definitivamente fracasado (pero con el poder que aporta al ciudadano las nuevas tecnologías), es la hora de la insurrección y crear nuestros propios países.

La única esperanza es quizás la América de Obama. Yes, They Can. Pero ese fugaz espejismo no nos podrá detener…

La Hora Frisky ya anunció en un programa de noviembre las medidas a tomar en caso de secesión (proclamación de territorio, emisión de moneda y deuda pública, establecimiento de relaciones internacionales, etc...).

Pero un visionario se nos había adelantado...
Danny Wallace, un escritor ingles (responsable del guion de la maravillosa Yes Man) que, a raiz de su serie de television How to Start Your Own Country, creó el Reino de Lovely. Un sitio muy majete, como él explicaba, que a día de hoy cuenta con 58,165 ciudadanos.

El territorio del Reino de Lovely es el apartamento de Wallace en Londres y su moneda es el Interdependent Occupational Unit (IOU). El Gobierno consistía originariamente en amigos de Wallace, pero (quizás para evitar esa imagen de endogamia), los siguientes miembros del Gobierno fueron elegidos democráticamente en votaciones por internet.

El pais cuenta con la Lovely Football Association y el Lovely Grand Prix (jugado en Scalextric). Además, la University of Lovely ofrece educación gratuita.

Wallace no es, obviamente, el primero en hacer algo así. Ya antes existieron muchos otros: Atlantium, Molossia, Conchrepublic, Elleore, Huttriver, Christiania…, etc.
Pero sobre todo, nuestro preferido de siempre: Sealand.

El Principado de Sealand es una de las micronaciones más conocidas del mundo, y proclama como territorio la Roughs Tower (una plataforma marina consturida durante la Segunda Guerra Mundial en el Mar del Norte, a 10 kilómetros del Reino Unido).


Cuando dicha plataforma fue abandonada a finales de los años 50, Paddy Roy Bates (ciudadano británico presentador de las radios pirata Radio Essex y BBMS) la ocupó con su familia expulsando a un grupo rival de radiopiratas y reclamó su soberanía, al allarse más allá de las aguas territoriales del Reino Unido, autoproclamandose Su Alteza Real Príncipe Rey de Sealand.

Sealand emite moneda (dólares sealandeses), sellos y pasaportes. La "isla" tiene una constitución, bandera, un lema ("E Mare Libertas") e himno; además cuenta con un equipo nacional de fútbol amateur, equipo de minigolf y ha participado en competiciones internacionales de atletismo, kung-fu... Tienen además su propio diario oficial.

En 1968, una sentencia de un tribunal ingles declara que Sealand se encuentra fuera del territorio británico y por tanto reconoce de facto esta "nación". Además, para la Seguridad Social Inglesa, desde 1984 ni Roy Bates, ni su mujer e hijo debían pagar impuesto alguno mientras se encontrasen en Sealand.

Sin embargo, la cosa empezó a ponerse chunga a finales de los años 90. La Guardia Civil detectó un pasaporte Sealandes que se intentó usar en España para pedir inmunidad diplomática y a raiz de eso desbarató una banda que falsificaba estos pasaportes.

Más de 60 personas operaban en la "embajada española de Sealand" ubicada en Madrid y ofrecían los pasaportes por Internet (se vendieron más de 160.000 a unos de 6.000 dólares, especialmente a países del este de Europa, China y Corea, algunos de los cuales acabaron implicados en delitos de cierta importancia). Además vendían permisos de conducir, ciudadanías y títulos de la Universidad de Sealand. El Embajador era el almeriense Francisco Ruiz Trujillo, quien además había fundado varias empresas, casi todas relacionadas con distintos proyectos de construcción en Sealand.

Todo esto fue coordinado por un antiguo miembro del Gobierno de Sealand "en el exilio", a espaldas de la familia Bates, que negó haber autorizado niguno de esos pasaportes "falsos" y revocó todos los pasaportes de Sealand en vigor.
Para terminar de rematarlo, en 2006 la plataforma sufrió un devastador incendio.

Quizás por la avanzada edad del Rey y porque habían vivido tiempos mejores, Sealand fue puesto a la venta hace un par de años. De nuevo, España aprovechó para meter hocico.

Bueno, friskyamig@s, ahora vuestro turno; y el nuestro...

2 comentarios:

Manué dijo...

Maravilloso!, por que no hacemos una frisky colecta y lanzamos nuestra oferta. Lo mejor es el nombre de la inmobiliaria: INMONARANJA, y que si vas a su web www.inmonaranja.es conectan con MOTRIL TRAVEL en el que se habla de la República de Motril. Quizá en el próximo programa hablamos mas de está república granaina. Lo que es seguro es que ante nosotros se abre un nuevo frisky mundo lleno de sorpresas y aventura sin fin...la mare deu!

apa dijo...

me lo comrpo, ponme dos